Políticajueves 27 de diciembre 2007

El plan de Macri es "casi una declaración de guerra"

Así lo manifestó la titular del INADI, María José Lubertino, quien presentará un recurso de amparo a la Justicia en caso de que se haga efectivo el trato diferenciado en la salud pública. "Es una propuesta discriminatoria inadmisible", señaló a Infobae.com

La titular del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo, María José Lubertino confirmó a Infobae.com que acudirá a la Justicia "con un recurso de amparo" en caso que se haga efectivo el anunciado régimen de atención hospitalaria en el ámbito de la Ciudad.

"Es casi una declaración de guerra con la Provincia", aseguró la funcionaria kirchnerista quien recordó la gruesa agenda pública en la que deben actuar en forma conjunta la Capital Federal y Buenos Aires, destacando las cuestiones de "seguridad, medio ambiente, desarrollo y salud que deben resolver en conjunto".

"Nosotros estamos pidiendo en este momento un contacto directo con el ministro de Salud de la Ciudad (Jorge Lemus) a fin de darle una propuesta alternativa", adelantó la titular del INADI.

Además ratificó que la propuesta de privilegiar a los porteños en la atención de los hospital públicos de la Capital Federal "tal como fue planteada, obviamente sería una política discriminatoria inadmisible porque es contraria a lo que dicta la Constitución".

De tal modo, Lubertino sostuvo en diálogo con Infobae.com que es posible diagramar otra medida en pos de resguardar "la atención de todos los ciudadanos en igualdad de condiciones".

La funcionaria kirchnerista propone –por ejemplo- que en caso que un bonaerense se atienda en un nosocomio capitalino, se encuentre el mecanismo por el cual la Provincia le otorgue una "compensación" al Gobierno porteño. "Tal como se hace con la obras sociales", explicó la titular del INADI.

Finalmente, Lubertino pidió que "el gobierno de la Ciudad recapacite" ya que son "muchísimas las cosas que se pueden mejorar" en el marco de la salud pública, como son "los turnos telefónicos o prolongar los horarios de atención".

"Poco feliz"
"El sistema no funciona así. No es bueno querer cambiar la esencia del sistema para que funcione de un modo que a los políticos les convenga", advirtió Zin.

En declaraciones radiales, el funcionario advirtió además que una iniciativa similar a la que quiere implementar Macri se quiso poner en marcha cuando Fernando de la Rúa era jefe de Gobierno porteño y "fue un fiasco".

"No es creativo, es poco solidario y no tiene ningún sentido plantearlo sobre todo en esta época del año", subrayó.

Zin consideró que cuando se plantean iniciativas "desde un punto de vista tan poco feliz, queda poco espacio para el diálogo".