Finanzasmiércoles 12 de diciembre 2007

Ser millonario no garantiza ser una persona rica

Según un informe de la agencia Barclays Wealth, recién el décimo millón de dólares permite acceder al selecto club de los considerados como ricos. Sepa por qué

Crédito:
El último informe de Barclays Wealth, elaborado por la entidad británica en colaboración con la Economist Intelligence Unit, indica que el patrimonio que una persona debe acumular para ser considerada rica debe ascender al menos a u$s10 millones en activos, o bien 8,5 millones de euros.

El documento denominado El valor de la riqueza, basado en una encuesta a 790 magnates, revela que el término millonario, que siempre fue sinónimo de riqueza, ya perdió significado, debido al incremento del precio de los bienes.

La percepción de riqueza también varía en función del país en el que se vive, pues la situación geográfica y política altera los factores económicos, la concentración de riqueza, los salarios y el costo de la vida.

Por ejemplo, en los suburbios de Nueva York se considera rico a quien posee una renta de u$s200 mil al año, mientras que en Manhattan el 40% de los encuestados consideran rico a quien posee una renta de u$s500 mil anuales.

Asimismo, el estudio de Barclays considera variables como la seguridad de las fortunas, que también implica un costo. En Europa, los países en donde los personajes adinerados contratan más guardaespaldas son Francia (32%), Italia (26%) y Suiza (25%). En Sudáfrica el número asciende al 34 por ciento.

Curiosidades de la riqueza
Barclays concluye que mientras más aumenta el número de millonarios, los productos de lujo son cada vez más accesibles para más gente, lo que provoca que las marcas premium pierdan su carácter exclusivo.

Esta condición eleva los precios de los productos considerados más exclusivos, de modo que estos bienes ya no valen por sí mismos, sino por el grado de dificultad que representa su acceso para un público masivo, debido a su alto costo.

Este factor lleva a replantear profundamente las estrategias de mercado de las grandes marcas para captar el interés de las clases altas en el futuro.

Otro rasgo saliente es que para las personas con grandes patrimonios las manifestaciones de riqueza se escinden de la simple posesión de dinero. Tener suficiente tiempo libre, compartirlo con la familia, tener salud o acceder a puestos de influencia determinan la riqueza más que una inagotable tarjeta de crédito.

Comentá