162
162
 162
162

Roberto Perdía es un símbolo del terrorismo en la Argentina. Nació hace 66 años en Pergamino, provincia de Buenos Aires y en los años setenta fue el tercer jefe del grupo guerrillero Montoneros, uno de los más grandes que operó en el país.
 
En Montoneros, Perdía tenía sólo dos jefes más arriba: Roberto Firmenich y Fernando Vaca Narvaja, dos de los otros protagonistas de la nefasta época.
 
También conocido como "El Pelado", fue uno de los mentores de la llamada contraofensiva, una de las últimas incursiones montoneras en la Argentina de los activistas exiliados. La mayoría de ellos murieron en combate o fueron presos por la dictadura militar que gobernaba en 1980.
 
Esta "contraofensiva popular" fue lanzada por el propio Perdía en Madrid, hacia los primeros días de 1977.
 
En los 80 fue condenado a prisión perpetua, pero el indulto dictado por el ex presidente Carlos Menem lo benefició, como a otros compañeros de Montoneros y a los militares de la dictadura que dirigió los destinos del país entre 1976 y 1983 con mano dura.
 
Abogado laboralista, luego de ser beneficiado por Menem fue asesor de diputados, de dirigentes piqueteros y también del grupo Quebracho.

En agosto de 2003 una causa judicial volvió a llevarlo tras las rejas por decisión del magistrado federal Claudio Bonadío. Junto a él fue preso también Vaca Narvaja. La causa, la famosa "contraofensiva". En ese momento, ambos dijeron ser víctimas de un "juicio político".
 
Hoy, Perdía se dice "político". Ayer, fue detenido conjuntamente con activistas de Quebracho luego de provocar serios disturbios en la Ciudad de Buenos Aires.