Economíasábado 07 de julio 2007

Marcado aumento del precio de autos cero kilómetro

El crecimiento de la demanda y las fluctuaciones cambiarias llevaron a que el valor de la mayoría de los modelos aumente de manera sensible, muy por encima del índice de inflación

Crédito: EFE
El auge del consumo se observa con claridad en el mercado automotriz y, de la mano de la suba de la inflación -que impacta en los costos- y el aumento salarial para los operarios de las terminales, los precios de los coches cero kilómetro siguen sacándole ventaja al costo de vida.

Otro aspecto a tener en cuenta es que muchos modelos que se ofrecen en el mercado interno son importados de Brasil, con el consecuente efecto alcista de la revalorización del real frente al dólar.

Por ejemplo, el Chevrolet Corsa II, de 4 puertas, costaba $41.300 frente a los $43.590 de julio, en su versión con CD, airbags y frenos ABS. Este incremento significa un 5,5% más en cuatro meses para el vehículo producido en Brasil.

Vale señalar que la inflación en la Argentina durante el cuatrimestre marzo-junio fue de 2,3% acumulado. En sintonía a ese encarecimiento, el Corsa II 5 puertas, fabricado en la Argentina, se pagaba $36.660 en marzo y $37.380 en julio (+1,96%).

Un caso para destacar es el del Corsa Classic Súper, 4 puertas, modelo fabricado en el país que se pagaba en marzo lo mismo que en julio ($33.290).

El Suzuki Fun, de origen brasileño, en versión tres puertas, costaba $30.280 en marzo y $30.580, apenas 0,99% más.

Otro compacto brasileño, el Fiat Uno FIRE subió en cuatro meses casi lo mismo que la inflación (2,73%), en su versión base de tres puertas; de 23.750 a 24.400 pesos. En tanto, el Fiat Siena ELX (4 puertas) tuvo un aumento de precio notable, de $33.100 en marzo a $37.250 en julio (+12,53%).

El Ford K Viral, con motor de un litro y aire acondicionado, se pagaba $27.830 en marzo, frente a $28.815 en julio, un 3,54% más. En tanto, el Ford Focus AMB de cuatro puertas, fabricado en el país, costaba $44.830 en marzo frente a $47.419 de julio, (un 5,77% y el doble que el costo de vida del período).

Asimismo, como muestra, dos coches nacionales de Peugeot tuvieron su marcado aumento. El 206 X-Line full, de tres puertas y motor 1,4 litros, subió de $36.200 a $38.900 (un 7,45%), a la vez que el 206 Premium HDI full, de cinco puertas y frenos ABS pasó de $46.300 a $51.700 (+11,66% más).

El Renault Clio 1.2 Pack, producido en la Argentina, aumentó de $36.546 en marzo a $38.000 en julio (+3,98%). En el mismo lapso, la furgoneta Kangoo Express 1.9 LD Genérique, también nacional, avanzó de $34.015 a $38.080 (+11,95%).

Uno de los más vendidos del mercado, el Volkswagen Gol Power de tres puertas full aumentó de $31.090 a $32.030 (+3,02%), en sintonía con el costo de vida, pese a ser un producto brasileño. Un modelo de gama más alta, el VW Fox Confortline de tres puertas se encareció de $37.900 en marzo a $40.150 en julio, un 5,93 más.

En ese sentido, según los datos oficiales, el costo de vida en los últimos cuatro meses aumentó 2,3%, producto de la suma de los índices de marzo (0,8%), abril (0,7%), mayo (0,4%) y junio (0,4%).

Más allá de los cuestionamientos a las mediciones del Instituto Nacional de Estadística y Censos, es claro que algunos modelos están subiendo por encima de las previsiones, en medio del récord histórico de ventas y producción en el país.