Deporteslunes 28 de mayo 2007

La FIFA no quiere más partidos en la altura

Los encuentros oficiales entre seleccionados nacionales no podrán jugarse en estadios ubicados a más de 2.500 metros sobre el nivel del mar, advirtió el domingo el presidente del organismo, Joseph Blatter. Bolivia analiza la decisión. Problemas para varios

Crédito:
El dirigente señaló que la decisión fue tomada después de una revisión por parte de la junta médica del máximo organismo del fútbol.

Bolivia ha celebrado varios partidos de la eliminatoria para la Copa Mundial en La Paz, ciudad ubicada a 3.600 metros sobre el nivel del mar. Otros países que serían afectados por la decisión incluyen a Ecuador -Quito se encuentra a más de 2.800 metros- y Colombia, que había postulado como sede candidata para partidos de la eliminatoria mundialista a Bogotá -2.650 metros-.

Los problemas de la altura
El presidente de la FIFA, el suizo Joseph Blatter, explicó, en la conferencia de prensa posterior al ejecutivo, que aunque esta medida causará polémica en Sudamérica, se ha adoptado de acuerdo a los informes médicos. "Sé que habrá quejas, sobre todo en Sudamérica, pero tenemos que pensar en la salud de los jugadores. También, en la distorsión de la competición si los partidos se juegan a ese nivel", indicó.

La controversia por la altura no es nueva en la FIFA y ya en junio de 1996, el Comité Ejecutivo trató la posible prohibición de disputar partidos en una altura superior a 3.000 metros, pero Bolivia, que en la fase de clasificación de Estados Unidos '94 había infligido a Brasil, en La Paz, la primera derrota de su historia en una eliminatoria mundialista (2-0), encontró los apoyos suficientes para frenar la propuesta.

La propia selección brasileña se encargó, sin embargo, de terminar con el mito de la altura en la Copa América de Bolivia, un año después, al imponerse en la final disputada en La Paz a la selección local (3-1).

Fue, además, la primera vez que la "canarinho" se adjudicaba una Copa América fuera de su país.

Muchos competidores se habían quejado de que la ventaja de local de Bolivia no es sólo injusta, sino peligrosa para la salud de los jugadores.

A comienzos de este año, el club brasileño Flamengo informó que no volvería a jugar a grandes altitudes, después de que varios de sus jugadores requirieron de oxígeno durante un encuentro contra el club Potosí, disputado a casi 4.000 metros. Perú tiene también estadios ubicados por encima de los 3.000 metros sobre el nivel del mar.

En una conversación con los reporteros, tras la reunión del comité ejecutivo de la FIFA, Blatter reiteró también su plena confianza sobre la capacidad de Sudáfrica para organizar el Mundial del 2010.

"Sí, yo peleé por llevar la Copa Mundial a Africa", dijo Blatter en respuesta a un periodista latinoamericano. "Ahora no lucho, confío en que vamos a hacerlo".

Destacó que las mismas objeciones de países europeos y latinoamericanos surgieron cuando Estados Unidos organizó el Mundial en 1994.

"La gente decía que los estadounidenses no sabían ni lo que era el fútbol, pero les enseñamos", dijo. "No es la primera vez que organizamos un Mundial".
AP