Por la niebla, hay vuelos desviados en Ezeiza

Sociedadsábado 26 de mayo 2007

Cómo usar correctamente la píldora del día después

Profesionales aseguraron que "no" debe ser utilizada como anticonceptivo regular, dado que se trata de un método "de emergencia". E insistieron en que "si se produjo un embarazo, este va a seguir su curso"

Crédito:
La llamada "píldora del día después" no debe ser utilizada como método anticonceptivo regular, coincidieron en advertir especialistas en la materia, que atribuyeron esta situación a la "falta de información" pública sobre este polémico tema.

La píldora, que se distribuye de manera gratuita en todos los hospitales públicos y centros de salud del país, es un anticonceptivo que debe usarse en casos excepcionales, ya que no tiene una eficacia tan alta como aquellos que son de uso diario, cuya efectividad es del 99%.

"Es importante tener en cuenta que este anticonceptivo se utiliza sólo para caso de emergencia, para evitar embarazos no deseados cuando no se han usado o han fallado otros métodos anticonceptivos, o en el caso de una violación", explicó la psicóloga y sexóloga Andrea Gómez.

Esta advertencia se produce luego de que trascendiera que adolescentes y mujeres jóvenes utilizan la píldora como algo regular, especialmente durante los fines de semana. La profesional -miembro del Centro Latinoamericano Salud y Mujer (CELSAM)- puso de relieve que "no es recomendable" utilizar la píldora como anticonceptivo regular, ya que "su uso frecuente disminuye su eficacia". En diálogo con la agencia Noticias Argentinas, la sexóloga destacó que esta pastilla "no es abortiva sino anticonceptiva", ya que "si se produjo un embarazo, este va a seguir su curso indefectiblemente".

Al respecto, Gómez detalló que con este método "se usan pastillas de progesterona sola (levonorgestrel) a dosis más elevadas", lo cual "inhibe la penetración de los espermatozoides en el tracto genital de la mujer y sólo si ésta se toma en la fase previa a la ovulación, puede postergar o impedir la ovulación".

"La acción de la progesterona que contienen altera la capacitación del espermatozoide y le impide fecundar el óvulo. De ninguna manera esta píldora es abortiva, de hecho, éstas no existen en Argentina como sí en España, donde se utiliza la RU-486", detalló la especialista del CELSAM.

La píldora de emergencia previene entre el 60% y el 89% de los embarazos cuando se utiliza precozmente luego del coito no protegido. Mientras más tiempo pase entre las relaciones sexuales no protegidas y la toma de levonorgestrel su eficacia disminuye paulatinamente a lo largo de las 72 horas recomendadas para su uso. "Una vez que se tomó la pastilla, hay que esperar 20 días para ver si la mujer vuelve a tener su ciclo menstrual. Si no hay respuesta, es necesario hacerse un test de embarazo", puntualizó la sexóloga.

La experta del CELSAM indicó que este recurso es todavía poco conocido por las mujeres y que abundan a su alrededor mitos que confunden sus indicaciones, utilidad y oportunidad de uso, por lo que consideró necesaria "una correcta educación e información sobre estos dos m‚todos".

"A nuestra línea de consultas (0-800-888-235726) nos llaman muchas chicas que creen que si toman la pastilla del día después no van a quedar embarazadas, pero si ya el óvulo fue fecundado, no se puede interrumpir", insistió Gómez.

Para la especialista, muchas veces los términos "se confunden" y se vincula la anticoncepción de emergencia a las pastillas anticonceptivas de uso regular, pero la píldora anticonceptiva de emergencia sólo debe ser utilizada en casos de urgencia en aquellas mujeres que tuvieron una relación sexual no planificada y sin protección.

Las pastillas anticonceptivas, por otra parte, se usan como m‚todo regular y entregan además una serie de beneficios adicionales que ayudan a mejorar la calidad de vida de la mujer.

Los anticonceptivos orales contienen hormonas que modulan el ciclo menstrual de forma que no se libere el óvulo (efecto anovulatorio), por ello son el método reversible más eficaz, ya que al no haber óvulo, no puede haber embarazo.

Por su parte, la píldora de emergencia inhibe la penetración de los espermatozoides en el útero de la mujer y sólo si ésta se toma en la fase previa a la ovulación, puede postergar o impedir la ovulación. La anticoncepción de emergencia no es un método de anticoncepción regular, ya que su eficacia para prevenir el embarazo disminuye si se la utiliza en ciclos sucesivos.

Es por ello que los y las jóvenes con una vida sexual activa que no desean un embarazo, deben usar métodos anticonceptivos de uso regular como preservativos, pastillas anticonceptivas, endoceptivos, dispositivos intrauterinos, inyecciones o cualquier alternativa que les resulte aceptable luego del asesoramiento médico.
NA y Reuters