Mundojueves 12 de abril 2007

El sueldo del presidente

En Singapur, por ejemplo, el primer mandatario ganará por año casi dos millones de dólares y es la remuneración más alta del mundo. Los salarios de Bush, Merkel, Kirchner, Blair y Lula, entre otros

Si existe una figura que debe ganar bien en un país debe ser quien lleva la primera magistratura de esa nación. Al menos así debería ser teniendo en cuenta que al menos fijaría una pauta máxima hacia los escalafones siguientes.
 
Pero por ejemplo, en Singapur, el presidente podría darse todos los gustos que quiera, ya que a partir del año próximo su sueldo anual será nada menos que de 2 millones de dólares, lo que se dice, un buen ingreso.
 
Sus ministros en tanto, tampoco se privarían de nada en esta vida: la nueva ley les otorga un aumento del 60%, llegando a los nada despreciables u$s1.300.000.
 
El argumento de las autoridades es que de no mantenerse la actual escala de salarios oficiales, el sistema a la larga terminará por colapsar. El principal problema es evitar que los ministros y funcionarios intermedios se corrompan.
 
Sin embargo, la cuestión de fondo es conocer cuánto vale la honestidad de las personas, si es que tienen precio.
 
El presidente del país más poderoso del mundo, por ejemplo, cobra casi cinco veces menos que el del gigante asiático: George W. Bush tiene un sueldo mensual de 33.000 dólares, unos 400.000 al año.
 
Tony Blair, el premier británico recibe en su "caja de ahorro" unos 19 mil dólares al mes, más del doble de lo que se lleva su par francés, Jacques Chirac, con apenas u$s8.300 cada treinta días, según consignó el The New York Times.
 
Angela Merkel, la canciller de Alemania, es la mandataria europea que más sueldo recibe a fin de mes: unos u$s26.000.
 
En la Argentina, en tanto, el presidente Néstor Kirchner percibe por mes unos 3.000 dólares, bastante más que su par boliviano, Evo Morales, cuyo sueldo es de 1.850 billetes norteamericanos. Lula da Silva, el primer mandatario de Brasil, recibe del estado que comanda unos 4.500 dólares.