Mundodomingo 11 de marzo 2007

George Bush reiteró su fuerte apoyo a Colombia

El presidente de los EEUU se reunió con su par colombiano, Álvaro Uribe que atraviesa momentos complicados por el escándalo conocido como "parapolítica". Bush dijo que buscará aprobar el Plan Colombia y el tratado comercio entre ambos países

Crédito: AP
Ambos mandatarios mantuvieron ayer una reunión en Bogotá, tercera etapa en la gira que Bush lleva a cabo por cinco países de América Latina, al término de la cual ofrecieron una rueda de prensa.

Previamente, la Casa Blanca había dejado claro que el propósito de esta parada era expresar el apoyo de EEUU al gobierno de Uribe, su principal aliado en América Latina, y Bush puso buen cuidado en ello en todas y cada una de sus palabras.

Uribe es un mandatario "al que estoy orgulloso de llamar amigo y aliado estratégico", afirmó.

El presidente colombiano no parece haber sufrido en lo que respecta a su popularidad personal con el escándalo que vincula a congresistas y funcionarios afines a él con paramilitares, pues las encuestas le dan una popularidad cercana al 70 por ciento.

Pero la credibilidad de su gobierno sí parece haber sufrido un golpe, y Uribe, que preguntado sobre el escándalo pareció nervioso, defendió a toda costa su política contra los paramilitares, basada en "la verdad, la justicia y las reparaciones", dijo.

Insistió en que quienes estén implicados en el escándalo serán llevados ante la Justicia. Bush se mostró de acuerdo en todo momento con su colega. "Este país ha vivido momentos muy duros, y la mejor manera de sanar esas heridas es garantizar una justicia imparcial y rápida", anotó.

El presidente estadounidense dio también un espaldarazo a Uribe al asegurar que trabajará "intensamente" para lograr la aprobación en el Congreso de EEUU de dos asuntos prioritarios para el país andino, el apoyo al Plan Colombia y el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre ambos.

La nueva mayoría demócrata en el Congreso de EEUU mantiene estancada la ratificación del TLC al demandar mayores derechos para los trabajadores, y ha expresado sus dudas sobre el Plan Colombia, tal y como está.

EEUU ha entregado cerca de 3.500 millones de dólares a Colombia desde que entró en funcionamiento ese programa antidroga, en el año 2000, pero la mayor parte se ha destinado a su aspecto militar, mientras que la ayuda en el mismo lapso para proyectos sociales suma 717 millones de dólares.

El presupuesto de la Casa Blanca para el próximo año prevé un recorte en la ayuda anual a Colombia, en la actualidad de unos 700 millones de dólares, en parte por los "progresos" que el país ha logrado y porque "la economía está mejorando y por lo tanto Colombia puede asumir más carga del plan", dijo Bush esta semana.

Sobre el TLC, Bush aseguró que "trabajaré intensamente para su ratificación" y "la extensión de los beneficios que reporta el comercio, para que ambos países puedan disfrutarlos".

Bush y Uribe abordaron también la política migratoria de EEUU y el primero aseguró que es "una de mis prioridades es la reforma migratoria. He pedido a los demócratas en el Congreso que me presenten una ley en cuanto sea posible".

También hablaron del acuerdo de cooperación en biocombustibles suscrito entre EEUU y Brasil el viernes, en la primera etapa de la gira presidencial. Uribe expresó su apoyo a la promoción de esos biocarburantes y recordó que su país dedica seis millones de hectáreas a su producción.

El paradero de los tres contratistas de defensa estadounidenses secuestrados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) desde 2003 cerró la bandeja de temas. Bush expresó su preocupación por "la seguridad, y las familias, de tres inocentes" y enfatizó en la necesidad de que regresen "de modo seguro".

La visita de hoy es la segunda de Bush a Colombia, pues en noviembre de 2004 estuvo en Cartagena (norte), y la primera a Bogotá, adonde no viajaba un presidente estadounidense desde 1982, cuando vino Ronald Reagan.

La presencia de Bush en la capital colombiana pretende respaldar la política de seguridad de Uribe aunque, de manera significativa, el mandatario optó por no dormir aquí y trasladarse esta misma noche a Guatemala, cuarta etapa de su gira.

Bush comenzó su gira en Brasil, siguió por Uruguay y la concluirá el martes en Mérida (México).
EFE