Mundomartes 06 de marzo 2007

Cráter se "tragó" varias casas de lujo en Brasil

El pozo gigante, que se abrió repentinamente en un complejo residencial de San Pablo, obligó a evacuar a unas 200 personas. En tanto, un alud barrió una aldea en el estado de Amazonas

Nadie resultó herido cuando el cráter de 100 metros de diámetro se abrió repentinamente en el complejo ubicado en Monte Alto, 350 kilómetros al noroeste de Sao Paulo, dijo José Lucenti, portavoz de la alcaldía.
 
"Residentes escucharon crujidos en las paredes y consiguieron escapar justo a tiempo", dijo Lucenti en entrevista telefónica.
 
Las autoridades evacuaron a otras 70 familias que viven en el complejo residencial de 5.000 metros cuadrados como precaución, dijo Lucenti, y añadió que el cráter parece haberse estabilizado.
 
Dijo que el complejo fue construido ilegalmente en "tierra que ha estado sufriendo erosión por al menos 30 años".
 
La erosión es causada por la tala de vegetación natural para abrir espacio para las casas construidas sobre fuentes subterráneas. Las familias evacuadas fueron albergadas temporalmente en hoteles y casas de amigos y familiares, agregó Lucenti.

Alud en Amazonas
 
En tanto, una ola gigante ocasionada por un deslizamiento de tierra destruyó varias vivindas de madera y causó la desaparición de un hombre en el estado brasileño de Amazonas
La ola vayó sobre la pequeña aldea de Costa da Aguia, en la margen izquierda del río Amazonas, a unos 2.700 kilómetros al noroeste de Río de Janeiro hacia las 2:30 de la tarde, dijo el secretario ejecutivo de la Defensa Civil del Departamento de Amazonas, Roberto Rocha.
 
Rocha dijo que la Defensa Civil sigue investigando lo sucedido pero periodistas locales indicaron que la ola fue causada por un enorme deslizamiento de tierra en la margen derecha del río.
 
El deslizamiento causó una gran ola fluvial, que barrió caimanes, peces y pequeñas embarcaciones y los depositó en las orillas, indicó el diario de Sao Paulo Folha de S. Paulo.
 
"Pareció un edificio, que crecía a una velocidad inmensa", contó al diario Folha Marisson García, que vive al otro lado del río en Costa da Aguia.
 
Los equipos de la Defensa Civil de la isla amazónica de Parintins pudieron llegar al lugar hora y media después de pasar la ola, dijo Rocha.

AP