Sanguinetti, quien secunda a la directora General de Educación, Adriana Puiggrós, "fue atacado por un grupo de empleados adscriptos a ATE (Asociación de Trabajadores del Estado) que exigían un aumento salarial", dijeron fuentes de la cartera.

El ataque se produjo cuando el funcionario "irrumpió en la asamblea que desarrollaban los trabajadores para advertirles que se les descontarían los días de paro", precisaron las fuentes.

Asimismo, dijeron no obstante que "la agresión no pasó a mayores" y no tienen previsto radicar la denuncia policial. El secretario de Organización de ATE bonaerense, Julio Ortellado, negó sin embargo que personas de su gremio hayan participado de la agresión al funcionario.

 "ATE no participó institucionalmente de la protesta de hoy y no está tomando parte del reclamo, que por otra parte fue iniciado por personal autoconvocado de la dirección de Educación por una equiparación de horas extras", afirmó el sindicalista.

Los empleados reclaman un pago similiar al grupo de trabajadores que está afectado a la reconstrucción de los expedientes incendiados en la dirección de Jubilaciones del magisterio, que reciben unos 300 pesos por horas extras