Por la niebla, hay vuelos desviados en Ezeiza

Economíamartes 17 de octubre 2006

¿Qué hacer frente a un accidente de la empleada?

La AFIP ya comenzó una fuerte campaña para blanquear al personal doméstico. Sin embargo, la Ley de Riesgos del Trabajo deja afuera a este segmento. Sepa cómo prevenirse ante un accidente de quien trabaja en su casa

Crédito:
Se estima que en la actualidad, alrededor de 160.000 empleadas domésticas están registradas, por lo que cuentan con una cobertura de salud y tienen derecho a una jubilación (ver Los cuatro pasos para blanquear a la empleada doméstica)

Pese a estos avances, es poco lo que se ha logrado aún en materia de protección de estos empleados frente a los accidentes que pudieran ocasionarse en el ámbito laboral o bien in itinere, es decir, el accidente que pueda producirse en el trayecto directo y habitual entre la casa del empleado y su lugar de trabajo. Hay que tener en cuenta que la Ley de Riesgos del Trabajo no contempla ni a los trabajadores autónomos ni al personal doméstico.

Según le explicó Carlos Facal, abogado especialista en seguros y riesgos del trabajo, a Infobae.com, “en la ley está contemplado este segmento de trabajadores, lo que no se entiende es por qué la SRT no reglamenta la cobertura. Claramente, es un tema de voluntad política”.

A juicio del socio del estudio Facal, Martin & Asociados, “la reglamentación de la cobertura del empleado doméstico no se hace, en parte, porque el problema de fondo es el blanqueo de estos trabajadores”.

Si bien el especialista reconoce que la AFIP ha avanzado mucho en esto, advierte que el problema principal es con los extranjeros que no tienen DNI argentino. “Pese a que la AFIP comunica que es fácil el blanqueo, no es así para los inmigrantes, ya que para sacar el CUIL se requiere presentar un documento de identidad que la mayor parte de los empleados domésticos extranjeros no tienen”, señaló.

Para Facal, este podría ser el momento adecuado para que la SRT reglamente la cobertura para el servicio doméstico, “para que sirva de golpe de efecto junto a la avanzada de la AFIP para blanquear al personal doméstico”.

Qué hacer mientras tanto

El nuevo régimen para el personal doméstico, junto al vacío legal de la Ley de Riesgos del Trabajo, ha llevado a algunas compañías a lanzar productos específicos para proteger a éstos ante un accidente. El seguro de Accidentes Personales es el que mejor se adapta a esta situación.

Por ejemplo, SANCOR Seguros, como consecuencia del mencionado blanqueo de la AFIP, lanzó hace un par de meses un seguro exclusivo para el personal doméstico que cubre accidentes en ocasión del trabajo, incluyendo in itinere, con cobertura de muerte, invalidez, asistencia médico-farmacéutica (prótesis, ortopedia, rehabilitación, traslados, etc.) y sepelio. La suma asegurada puede ir de los 100.000 a los 200.000 pesos, con un costo que parte de los 34 pesos mensuales.

Raúl Bessone, Gerente de Negocios Corporativos de la aseguradora, destacó que “la asistencia médico-farmacéutica es prestacional, por lo cual la compañía se hace cargo del paciente desde que entra al centro médico hasta su alta, incluyendo todo el seguimiento”.

Según el directivo, “la RC de hechos privados no tiene vínculo con la relación laboral, no incluye gastos farmacéuticos, etc., en cambio este tipo de cobertura fue diseñada específicamente para una relación laboral no contemplada por la Ley de Riesgos del Trabajo”.

Otra compañía que ofrece una cobertura similar es MAPFRE, en cuyo caso cubre los riesgos de fallecimiento, invalidez total y permanente como consecuencia de accidente, invalidez parcial –que se reconoce como pérdida funcional o anatómica de miembros–, además de una asistencia médico-farmacéutica, por reintegro contra presentación de factura por gastos de medicamentos u honorarios médicos. “Esto último es independiente de la obra social que pueda llegar a tener el empleado”, le explicó a Infobae.com Miguel Fornero, Gerente de Producto de MAPFRE Vida.

”Este seguro ha sido diseñado tanto para personal autónomo como para empleados domésticos, y puede ser con o sin in itinere, a elección del empleador”, completó. En este caso, dependiendo de la modalidad de la cobertura, el costo aproximado es de 180 a 200 pesos anuales para una suma asegurada de 60.000 pesos.

En todos los casos, los especialistas advirtieron que el empleador es el responsable por los accidentes que pueda tener su personal doméstico, tanto mientras trabaja como en viaje al trabajo o a su casa, por lo que si no tiene cobertura, el patrón debe responder con su propio patrimonio, amén de que la empleada también puede actuar por la vía civil. “Avanzar en este terreno depende de barreras culturales que llevan tiempo derribar”, coincidieron.