Infobaedomingo 15 de octubre 2006

Callejeros volvió a tocar ante su público en La Rioja

El show empezó minutos después de las 18 del viernes. Es la segunda vez que se presentaron desde la tragedia en la que murieron 194 personas. Tocaron ante 5 mil espectadores y en medio de un amplio operativo de seguridad

Crédito: TELAM
Callejeros concretó el viernes por la tarde, en forma pacífica y ordenada, su segundo concierto después de la tragedia de Cromañón, ante una concurrencia de cinco mil personas en un estadio de la capital riojana.

La banda liderada por Patricio Santos Fontanet tuvo una nueva presentación aunque en este caso falló la convocatoria ya que reunieron a cinco mil personas en el estadio del Centro de la capital riojana, que tiene capacidad para 15 mil.

A poco más de 21 meses del trágico recital en la disco porteña Cromañón y a 22 días de su regreso a escena en Córdoba, los integrantes de Callejeros salieron a escena en La Rioja luciendo remeras rojas con el nombre de la banda en negro.

Ante una audiencia que ocupó menos de la mitad de la capacidad del predio, la banda reunió en la primera parte de su actuación un repertorio integrado por "Sonando", "El nudo", "La llave", "Cristal" y "Los Invisibles".

El escenario estaba techado por un tinglado que a los costados presentaba dos telones rojos con cadenas dibujadas rotas, en una imitación algo burda del arte de tapa que Rocambole plasmó para "Oktubre" de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota.

Antes del cierre, Fontanet invitó a un folclorista riojano Quique Alamo, para cantar a dúo los acordes de la canción tradicional "A la Chaya", que hace referencia al carnaval.

Fontanet dijo que la invitación se debía a que conocía la fama de la Fiesta de la Chaya, que se hace en febrero en el estadio del Centro.

Luego de 1 hora y 45 minutos de show, Fontanet se despidió de la gente pidiéndole:"Hagamos caso a la policía porque hay un montón de fantasmas que hay que ir sacando de a poco. No le demos motivo a un montón de giles para que hablen en contra nuestro".

Sobre la realización del show, el comisario Sergio Jaime, encargado del operativo, dijo que el concierto se concretó en calma y que el 60 por ciento de los concurrentes provenían de otras provincias.

En una tarde de sol radiante y muy calurosa, con una temperatura que superó holgadamente los 35 grados, los fans de Callejeros se fueron ubicando en el estadio desde temprano para presenciar pequeños shows de bandas locales, como Capitán Poker.

La misma modalidad dispuso Callejeros en Córdoba, donde en el recital del regreso fueron precedidos por bandas cordobesas, inclusive el organizador del show fue el mismo de Córdoba, el titular del Cosquín Rock, José Palazzo.

"Estamos contentos de volver a actuar y de hacerlo en La Rioja donde nos abrieron las puertas", fue el saludo de Patricio Santos Fontanet al público en una provincia donde la banda actúa por primera vez.

Entre los asistentes al show se encontraba Daniel Yanni, padre de Bárbara y Darío, dos chicos que murieron en Cromañón en diciembre del 2004.

Consultado por Télam, Yanni dijo que también asistió al show en Córdoba, junto a su hijo menor, y consideró que la banda no es culpable de la tragedia.
"No estoy en contra de Callejeros, no creo que sean culpables de la tragedia, es más creo que debieron haberlos dejado tocar desde un principio para que ellos vivan lo que es subir a un escenario", añadió Yanni.

La mayoría de lo jóvenes que se acercaron desde la mañana al estadio para ganar un lugar y ser de los primeros en ingresar al predio, lo hicieron en forma ordenada y sin provocar incidentes.

Al grito de "soy callejero, es un sentimiento no puedo parar" o entonando algunas de las canciones como "9 de julio", el público esperó ansioso a la banda que por primera vez tocó en La Rioja.