162
162

El Faro Recalada de la ciudad bonaerense de Monte Hermoso, el más alto de Sudamérica, cumplió 100 años desde su inauguración y lo celebró con una nueva fachada.

Después de casi 6 meses de trabajo en conjunto entre la Armada, el municipio de Monte Hermoso y una reconocida empresa de pintura, le devolvieron al faro su original presencia estética y relevancia histórica.

La restauración se inició en noviembre del año pasado, con el objetivo de revalorar esta importante herramienta de navegación, de 73 metros de altura, que desde 1906 esparce su luz como guía de todos los marinos que circulan por la zona.

Se realizaron tareas de arenado, tratamiento epoxi y pintura para devolverle al Faro la estructura Eiffel que lo caracteriza desde hace 100 años.

Punto obligado de visita para todo turista que arriba a la ciudad, el Faro cumple tareas para hidrografía naval y su importancia radica en guiar al navegante hacia Puerto Belgrano y al puerto de Bahía Blanca.

Con las mejoras, se transformó en el primer faro argentino en incorporar nueva tecnología de identificación y posicionamiento marítimo digital en la red de señalización marítima del Servicio de Hidrografía Naval.

El 1 de enero de 1906 fue librado al servicio y, desde entonces, es el faro más elevado del litoral marítimo del continente.

Se encuentra sobre la costa sur de la provincia de Buenos Aires, a 7 millas próximadamente al oeste de la desembocadura del arroyo Sauce Grande.

Es una torre tubular con franjas horizontales rojas y blancas. Su altura es de 73 metros y está formada por un cilindro central de hierro de 1,50 metros de diámetro y 8 columnas de hierro fundido.

La escalera que posee en su interior es de hierro en caracol con 293 escalones.

El Faro Recalada está abierto al público ofreciendo visitas guiadas diariamente en el horario de 10 a 13 y de 15 a 18; y sábados y domingos de 14 a 18.
Foto: Gentileza Diario Buenos Aires