Políticajueves 09 de febrero 2006

Testigo afirmó que los atacantes de la comisaría viven en Las Heras

Roberto Ramírez, un poblador de Las Heras y testigo directo del ataque a la alcaidía, dijo en Radio 10 que conoce a los responsables. "Acá nos conocemos todos, no había infiltrados. Vi la cara de los jóvenes"

Es un testimonio decisivo para la investigación del crimen del policía Jorge Sayago. Roberto es un poblador de Las Heras que dice haberles visto las caras a los asesinos del efectivo y a los que dispararon contra la alcaidía.

"Vi a gente del pueblo. No había gente extraña. Tenían armas con miras telescópicas, vi a un cazador de liebres con su rifle de mira telescópica que disparaba. Había otro que apuntaba en diagonal", dijo en Radio 10.

"Acá nos conocemos las caras. No había infiltrados. Había menores y jóvenes. Vi la cara de los jóvenes, muchos con problemas de violencia cuando salen a la noche", dijo.

Además, dijo que no se veían "insignias rojas o con siglas como MTP, como suele verse en Buenos Aires".

Este relato indica una de las líneas fuertes de investigación que se centra sobre un grupo de cazadores que habrían sido apañados y encubiertos por los piqueteros. Estos cazadores serían los que aportaron las armas a los gremialistas que atacaron la alcaidía.

En tanto, la investigación por el violento copamiento de la comisaría de Las Heras en la que murió un policía arrojó como primeras conclusiones una serie de pruebas que comprometen a unos 15 piqueteros por la violenta muerte de Jorge Sayago.

Además, las pesquisas demuestran que la comisaría recibió unos 130 balazos en la noche de furia del lunes. Los militantes, según el testimonio de uno de los sobrevivientes, dispararon desde varios frentes.

La Policía está tras una filmación en donde se vería a varios manifestantes armados que disparaban y corrían para, una vez en otra posición, volver a descargar sus armas sobre el frente del edificio policial.

A su vez, el ministro de Gobierno, Claudio Dalle Mura, sostuvo tras la inspección ocular a la alcaidía atacada el lunes, que "hay mucho material que se sumará a la causa judicial" y que los policías que presenciaron la agresión dijeron que los atacantes "estaban fuera de sí".