Infobaedomingo 26 de junio 2005

Sólo cuatro alumnos en una escuela

Se trata de un establecimiento rural ubicado a 15 kilómetros de Río Ceballos. Unos de los alumnos llega a la escuela tras dos horas de cabalgata. Otros dos los hacen en una hora

Una escuela rural busca sumar más alumnos ya que tiene apenas cuatro –de 6, 8, 9 y 10 años–, una maestra, una cocinera y una mujer de personal de limpieza que vive en el lugar.

La escuela rural Gregoria Matorras funciona desde 1923 y se encuentra a 15 kilómetros de Río Cevallos, en la provincia de Córdoba. Está enclavada en el medio de un valle, en cercanías del camino El Cuadrado.

Es la escuela rural con menos alumnos del departamento Colón. Para llegar al aula, los hermanos Joaquín (9) y Nahuel (10) González, que viven en la estancia La Sureña, deben recorrer el camino en sus yeguas durante una hora, según informó el diario La Voz del Interior. También se les suma Gabriel González (8) quien tarda dos horas y viene desde el puesto Cañada San Antonio.

La cuarta alumna, y la más pequeña, es Micaela Indarte (6), que vive a pocos metros de la escuela y pertenece a una familia tradicional del lugar. Una vez que se reúnen van al encuentro de la maestra.

Elinor Tulián, la docente directora, los espera en el patio para entonar a capela el himno e izar la bandera y luego comenzar la jornada. En este lugar las clases empiezan a las 10.30, tienen un receso al mediodía para almorzar y finalizan a las 15.30.

“Muchas veces se ayudan entre ellos solos, quien está en el grado superior colabora con los más chicos. Son niños muy tranquilos”, comenta la maestra.

La escuela tuvo regularmente un promedio de entre ocho y 12 alumnos, con pico en 1992, cuando llegó a tener 17. La falta de trabajo y la emigración de las familias explican que hoy sólo queden cuatro estudiantes.