Teleshowsábado 04 de junio 2005

La nueva vida de Gabriela Bo

Se hizo famosa por casarse y separarse de Cristian Castro. Tuvo su chance en televisión, y ahora cambió de vida, aunque adoptó Bs.As.

Crédito:
Si no fuera porque se casó escandalosamente con Cristian Castro, Gabriela Bo sería una turista más que llega a nuestro país, hija de un acaudalado empresario de Paraguay, y pasearía por shoppings y otros lugares de la Argentina.

Pero la fama le llegó gracias a su ex marido. En el medio se habló de todo: que él era gay, que podía estar embarazada, y cientos de rumores que terminaron en un escandaloso y mediático divorcio que sirvió de base para hacer su figura conocida en la Argentina.

Desde un principio confirmó que se quería dedicar a la actuación. No fue una elección al azar y, apostando a su nuevo proyecto, se preparó como toda una profesional tomando clases de teatro. Más tarde fue parte del elenco del ciclo “Sangre Fría”, producido por Ideas del Sur, donde realizó un papel corto pero jugado ya que tuvo que besar a una mujer en una escena.

Las reuniones sociales siempre le gustaron, por eso se la podía ver en cuanto evento y fiesta se organizara, como también por cada rincón de la noche porteña buscando diversión para ella y sus amigas.

Pero parece que aquellos tiempos terminaron. De a poco se fue alejando de las cámaras de televisión y de los festejos entre compañeros de trabajo. Y casi simultáneamente al hijo de Verónica Castro, consiguió pareja con el hombre que la está por convertir en madre.

Lo más notorio es que las salidas nocturnas quedaron en el olvido. Y sus relaciones sociales sólo se limitan a su círculo íntimo. Hoy su prioridad son su hijo y su marido.

Para quienes todavía quieren saber qué es de la vida de la joven paraguaya, se la ve paseando muy a menudo por las tardes o cenando por el barrio que parece ser su elegido, Palermo, y casi siempre en compañía de su inseparable amiga Carla.