162
162
 162
162

El presidente Néstor Kirchner afirmó que el tema del obispo Antonio Baseotto es "irreversible y está terminado", durante su visita a la ciudad de Roma para asistir a la ceremonia de entronización del Papa Benedicto XVI.

En referencia a las declaraciones surgidas ayer en la Asamblea plenaria del Episcopado, acerca de que la "única autoridad competente" para remover a Baseotto era la Santa Sede, el presidente Kirchner expresó: "Para el gobierno argentino el tema es irreversible y está terminado".

El jefe de Estado conversó con la prensa al salir del hotel donde se aloja en el marco de la visita oficial de tres días que realiza al Vaticano, con motivo de la entronización del nuevo Papa.

Discrepancia con la Conferencia Episcopal

En tanto, la Conferencia Episcopal Argentina había retificado el viernes que "la única autoridad" que puede remover o reemplazar al obispo castrense, monseñor Antonio Baseotto, es "la Santa Sede", que fue quien lo puso en ese cargo.

"La única autoridad, llamémosle así, competente como para quitarle el gobierno de una diócesis tiene que venir de quien le ha dado la autoridad, en este caso la Santa Sede, y por eso sigue siendo obispo", indicó monseñor Mario Maullión, arzobispo de Paraná y presidente de la Comisión de Comunicación Social de la Conferencia Episcopal, en una conferencia de prensa este mediodía en el predio que la Iglesia posee en la localidad bonaerense de San Miguel.

Los obispos trabajan en un documento sobre la asunción del nuevo Papa, Benedicto XVI, que será finalizado en las próximas horas.

Este viernes, el ministro de Defensa, José Pampuro, había asegurado que "en los próximos días" se designará al remplazante de monseñor Antonio Baseotto y generó una confusión al afirmar que el nombramiento "no dependía del Vaticano".

En una primera declaración a la prensa, Pampuro sostuvo que la designación del reemplazante del desplazado obispo castrense Antonio Baseotto era resorte exclusivo de la Iglesia argentina y "no de Roma".

"El obispo castrense será nombrado en los próximos días", había enfatizado Pampuro para referirse al tema luego de participar de un acto junto al presidente Kirchner en la sede de la automotriz DaimlerCrhysler, en la Capital Federal.

Pero poco después, el propio Pampuro salió a aclarar que la designación del nuevo obispo castrense sí "depende del Vaticano".

Compás de espera

Por otra parte, el embajador argentino en El Vaticano, Carlos Custer, rechazó ayer que el tema del obispo Antonio Baseotto sea motivo de conversación entre el presidente Néstor Kirchner y el papa Benedicto XVI durante una breve entrevista que tendrán mañana en la Santa Sede.

"Es una entrevista para hablar de cosas serias, no me imagino que ese tema tan puntual y doméstico sea para hablar con el Santo Padre en un primer encuentro, lo descarto totalmente", afirmó Custer.