Mundosábado 23 de abril 2005

La esponja anticonceptiva ya está a la venta

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU. volvió a autorizar la comercialización del producto después de una década

La esponja anticonceptiva Today volverá al mercado estadounidense tras una década de ausencia por deficiencias de producción, anunciaron el viernes las autoridades reguladoras federales.

La empresa farmacéutica Allendale Pharmaceuticals aseguró que la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU. aprobó la reanudación de las ventas del producto, que era el anticonceptivo sin receta favorito de las mujeres en el país cuando fue retirado del mercado en 1995.

La portavoz del organismo público, Susan Cruzan afirmó que "el producto es seguro y eficaz" y que por ello, las esponjas "pueden reingresar al mercado de Estados Unidos".

La esponja Today, hecha con espuma de polietileno suave y desechable que se siente como tejido vaginal, se ha estado vendiendo en Canadá y en la internet desde marzo del 2003 y pronto estará disponible en un sitio de internet de la compañía, para ser después comercializada en las tiendas minoristas.

"Estoy abrumado", dijo Gene Detroyer, presidente y director general de Allendale Pharmaceuticalsen una entrevista con The Associated Press. "Estoy contento, tanto desde el punto de vista comercial... como del punto de vista de las mujeres, que podrán tener otro anticonceptivo", agregó.

Allendale compró hace varios años los derechos para vender la esponja Today del fabricante anterior, American Home Products, que ahora es Wyeth, de Madison. American Home suspendió la fabricación de la esponja en lugar de modernizar una planta luego que la FDA encontró algunas deficiencias allí.

Las autoridades sanitarias nunca pusieron en duda la efectividad y seguridad del dispositivo, que contiene el espermicida Nonoxynol-9.

Después de humedecerse con agua e insertarse en la vagina, la esponja es efectiva inmediatamente y protege contra embarazos por un periodo de 24 horas sin la necesidad de adicionar cremas o geles con espermicidas, permitiendo incluso encuentros sexuales repetidos.

Antes de su suspensión, se vendieron unas 250 millones de esponjas entre 1983 y 1995.

Aunque la esponja es menos eficaz que otros métodos anticonceptivos y no protege contra enfermedades de transmisión sexual, ganó cierta popularidad entre las mujeres porque tiene ventajas como su uso espontáneo y su disponibilidad.