Por la niebla, hay vuelos desviados en Ezeiza

Infobaelunes 10 de enero 2005

Alud en Catamarca obliga a evacuar un pueblo

El hecho se produjo en la localidad de Puerta de Corral Quemado, en el norte del departamento Belén y a unos 300 kilómetros de la capital catamarqueña

Las 16 familias que habitan un pequeño pueblo de Catamarca debieron ser
evacuadas a causa de un alud de barro y agua que ingresó en sus viviendas, debido a las fuertes lluvias caídas ayer.
 
El alud se originó, según fuentes policiales, en el cauce de un arroyo seco y a raíz de la lluvia que se registró en las últimas horas del sábado y las primeras del domingo, que afectaron especialmente las localidades del denominado "Norte Grande" de Belén, como Hualfín, Villa Vil y Puerta de Corral Quemado.
El alud, según lo describieron pobladores, se encauzó por un arroyo seco y llevaba más de tres metros de cauce por un metro de altura aproximadamente.
 
Todo habría ocurrido a poco menos de una hora de iniciada la lluvia. Con muchísima violencia el barro azotó un poblado de unas 16 casas hechas en su mayoría de adobe, que a raíz de la crecida y la lluvia que aún caía en la zona, quedaron muy deterioradas.
 
Algunas habrían quedado con más de 3 metros de barro acumulado y se dañaron las cañerías de la zona, por lo que el poblado quedó sin agua potable.
 
Las familias debieron ser evacuadas hacia la escuela 350 de Corral Quemado y si bien no se registraron víctimas, los daños fueron cuantiosos. Máquinas viales fueron requeridas para despejar las calles y las rutas, en tanto que a raíz de las lluvias también hubo crecidas en los ríos de los departamentos Tinogasta,
Andalgalá y Santa María, con varias rutas cortadas por acumulación de barro o derrumbes.