- Enarsa tendrá amplias facultades y participará de toda la cadena de producción de bienes energéticos ya que podrá llevar a cabo su estudio, explotación, exploración, transporte, distribución y comercialización.

- Tendrá intereses en los siguientes bienes energéticos: petróleo, gas natural, energía eléctrica, carbón, energía nuclear y las energías no convencionales como el hidrógeno.

- La empresa podrá intervenir en el mercado a efectos de evitar situaciones de abuso de posición dominante originadas en la conformación de monopólios u oligopólios.

- El directorio de la compañía está encabezado por Exequiel Espinoza, el ex secretario de Hidrocarburos de Chubut, y lo completan el economista Aldo Ferrer, Luis Corsiglia -titular de la Caja de Valores- y Jorge Haiek, un ingeniero industrial con posgrado en Harvard.

- La empresa funcionará como un sujeto jurídico de derecho privado, es decir, será una sociedad anónima y deberá competir en igualdad de condiciones en el mercado de hidrocarburos con las compañías privadas el sector.

- El paquete accionario será mixto:
53 por ciento de participación del Estado.
12 Por ciento de las provincias.
35 Por ciento del sector privado.

- El proyecto prohíbe que el Estado quede en una situación de accionista minoritario.

- El control de la empresa estará a cargo de la Auditoria General de la Nación y de la Sindicatura General de la Nación, como ocurre con todos los organismo del sector publico.

- El primer antecedente en el país, referente a la creación de una empresa estatal en el sector, se remonta a 1922 cuando el presidente Hipólito Yrigoyen creó YPF (Yacimientos Petroliferos Fiscales) y luego con el paso de los años nacieron Gas del Estado (1945) y Aguas y Energía Argentina (1947), todas empresas privatizadas en los ྖ.

(NA)