Deportesmiércoles 11 de agosto 2004

Brizuela, el único boxeador argentino en los Juegos

Por primera vez en la historia de los Juegos Olímpicos, el país tiene un solo representante en el máximo encuentro olímpico, en la disciplina con la que se cosechó mayor cantidad de medallas

El boxeador mendocino Daniel Brizuela, de la divisional 57 kilos, será el único representante del pugilismo argentino en los Juegos Olímpicos de Atenas y de esa manera el boxeo nacional competirá por primera vez en su historia con un solo púgil en el máximo encuentro deportivo.

El boxeo es el deporte que más medallas cosechó en la historia de los Juegos Olímpicos desde 1924 cuando comenzó a competir, y fue allí que inició una rica y gloriosa historia en la que llegaron a obtener hasta estos días, siete medallas doradas, otras tantas de plata y 10 de bronce.

Ahora la responsabilidad será del cuyano Brizuela, quien tuvo serios inconvenientes en clasificarse para viajar a Atenas en los torneos clasificatorios previos.

"Seré el único boxeador representante de Argentina en Atenas. Por eso le pido a la gente de mi país que me tenga fe, ya que confío en que voy a lograr una medalla", prometió el mendocino de Las Heras.

"Tengo la responsabilidad de todos sobre mis hombros, porque si se hubiesen clasificado dos o más boxeadores sería diferente. Pero como soy el único representante mi carga es mayor", le manifestó Brizuela.

Y fue en Río de Janeiro donde el mendocino logró una plaza al ser favorecido por el resultado de un combate ajeno. Brizuela, que había sido eliminado en las semifinales del Preolímpico de esa ciudad brasileña, se benefició con el triunfo del canadiense Benoit Gaudet sobre el local Edvaldo de Oliveira por 19 puntos contra 9, en la final de la categoría hasta 57 kilos. El argentino fue derrotado por Gaudet en las semifinales de la división, por un amplio 22 a 9.

"Tuve la suerte de realizar un trabajo importante con el seleccionado de México en la altura, que me resultó muy beneficioso. Durante 30 días entrené junto a los cinco representantes que tendrá ese país en Atenas", comentó Brizuela, que fue enviado junto al técnico Alejandro Domínguez por la Federación Argentina de Box (FAB), para trabajar en la altura.

"Entre otras cosas el trababjo me vino muy bien para obtener más aire y rendimiento físico. Así logré entrar en el ritmo que tienen los mexicanos. La preparación fue buena y hasta intervine en un torneo en el cual logré la medalla dorada en 60 kilos (en Grecia competiré en 57)", apuntó el cuyano.

Nombres como Pedro Quartucci, Alfredo Porcio, Arturo Rodríguez Jurado (la primera medalla de dorada lograda en los juegos de Amsterdam མ), Oscar Casanovas, Carmelo Robledo, Santiago Lovell, hasta llegar a Londres ཬ, donde Pascual Pérez y Rafael Iglesias fueron los últimos boxeadores en ganar la presea de oro, le dieron lustre al boxeo olímpico argentino.

Luego el pugilismo nacional comenzó una etapa descendente desde los juegos de Helsinki ཰, en la cual sólo lograron algunas preseas de bronce hasta llegar a México ྀ con la medalla de bronce obtenida por Mario Guillotti.

A partir de 1992 el amateurismo argentino tuvo una revitalización, merced a un trabajo serio y responsable de las autoridades que acertaron en contratar al técnico cubano Sarverio Fuentes (actual entrenador del seleccionado de su país).

El entrenador centroamericano recompuso el prestigio argentino perdido en décadas anteriores y logró que sus equipos confrontaran en los torneos más prestigiosos de todos los continentes, cosechando logros importantes.

Desde el colapso económico de fines de 2001 la desvinculación de Fuentes como técnico y el advenimiento de una nueva generación de boxeadores que no tienen la edad y experiencia que requiere confrontar con países que tienen mayor experiencia, hizo que Argentina entre en una etapa de recambio y de bajo nivel competitivo.

El mendocino Pablo Chacón fue el último pugilista argentino en conquistar una medalla, cuando en Atlanta ྜ llegó a hasta las semifinales para quedarse con la presea de bronce.

En los últimos juegos de Sydney 2000, Argentina fue representada por 5 boxeadores, entre ellos el actual campeón mosca OMB, el chubutense Omar Narváez y Guillermo Saputo, entre otros, pero en esa oportunidad no obtuvieron medallas.