Mundosábado 10 de julio 2004

La casa de Berlusconi, en manos de un ruso

Verónica Lario, esposa del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, vendió una casa de vacaciones que tiene en la isla de Cerdeña a un magnate ruso, según informa hoy el "Corriere della sera", que apunta como cifra de la operación unos quince millones de euros

(EFE) - El comprador, Tariko Roustam, es presidente de un banco ruso y propietario de una destilería de vodka, entre otros negocios, con cuyos beneficios ha decidido acometer la compra de una residencia que conoce bien, puesto que desde 1999 la tenía alquilada.

Se trata de una casa en una zona exclusiva de la elitista localidad de Portorotondo con vistas al mar, siete habitaciones, dos salones y dependencias para el servicio, así como tres hectáreas de zona verde.

Veronica Lario, antigua actriz retirada desde hace años, tiene participaciones accionariales en los negocios de su marido y poseía la casa sarda desde 1989.