Infobaedomingo 04 de julio 2004

Nadie controla a los que gozan de la libertad vigilada

Son individuos que salieron de la cárcel bajo la consigna de que se los controle de manera estricta y de cumplir con reglas legales

En muchos casos resonantes de secuestros o cualquier actividad delictiva se encuentran involucrados presos con libertad condicional. Esto es provocado por la impunidad de los presidiarios que salen con permiso y por el colapso del sistema de Patronatos de Liberados, según un artículo publicado ayer por el diario Clarín.

Estos organismos deberían establecer un control estricto sobre los presos que recuperan la libertad de manera condicional y como la infraestructura se ve ampliamente superada dichos controles no se realizan, entonces los presidiarios tienen una libertad para actuar impunemente.

En el artículo publicado por el matutino se especifica que en la provincia de Buenos Aires, por citar un ejemplo, hay alrededor de 100 asistentes sociales para controlar un total de 37.000 presidiarios.

Lo cual provoca que obviamente sean insuficientes los recursos humanos ya que hay apenas un asistente cada 380 personas que deberá controlar, cuando la ley exige que la proporción no sea mayor a 30 individuos para hacer el seguimiento.